DISFRUTA EL DIA DE TU BODA

DISFRUTA EL DIA DE TU BODA

1# Se tú misma.  Te dirán que debes brillar con luz propia, pero la luz ya la llevas de serie. En este día tan especial lo que necesitas es sentirte cómoda, natural, y no ‘disfrazada’ de alguien que en realidad no eres tú. No caigas en el error de  ponértelo todo ese día.

2# No te dejes influenciar. ¡Bienvenidos sean los consejos! Pero en su justa medida. Tu madre, tu suegra, tu mejor amiga o la vecina del quinto… todas querrán opinar y aconsejarte. Pero no olvides que cada persona tiene sus gustos y sus vivencias. Tú también tienes los tuyos, así que ¡deja que sean ellos quienes te guíen!

3# Relájate y disfruta. Pasarás muchas más horas preparando tu boda que viviéndola. La preparación de una boda suele constar de una media de nada menos que 12 meses. El día de tu boda, sin embargo, pasará en unas horas. Por eso, merece la pena desconectar y dejar de inspeccionar que todo esté perfecto. Serán momentos únicos e irrepetibles. ¡No los dejes pasar preocupada por lo que no toca! Estarás rodeada de gente que te quiere y tu boda será igualmente perfecta.

4# Sé positiva y siéntete feliz. Una boda es una gran fiesta, a la que todo el mundo acude de buen humor, predispuesto a pasarlo bien y hacer pasar a los novios un día inolvidable. Nadie notará si los aperitivos salen en un orden diferente o faltan unos banderines.

5# No invites a nadie por compromiso. Tu boda es un día para compartir con  la gente que realmente significa algo para ti.

6# Una boda perfecta no es solo cuestión de presupuesto. Hay bodas sencillas muy bonitas, que se convierten en días inolvidables, y bodas con presupuestos astronómicos que se preparan sin cariño y son frías y aburridas.

 

7# Crea un tablero de inspiración  con tus ideas para la boda.  Te ayudará a tener las ideas más claras y explicar qué es lo que buscas a los profesionales que se encargarán de tu peinado, tu vestido, la decoración, etc.

8# ¡No te olvides de tus invitados! Al fin y al cabo, ellos están allí por ti. No hace falta que peregrines por todas las mesas del banquete nupcial como solía hacerse antiguamente, pero en el la boda hay muchos momentos para compartir y generar buen ambiente.

9# Acuérdate de que la boda es cosa de dos. En los días previos, y también durante la boda. Por supuesto, antes de la fiesta hay muchas cosas que arreglar, y el día del evento te debes a tus invitados… Pero, a veces, estamos tan inmersos en los preparativos que nos olvidamos de lo más importante.

10# No dejes todo para el final. Reparte tu tiempo, planifica bien lo que vas a necesitar e intenta que la última semana el estrés, las dudas y la incertidumbre queden fuera de tu agenda. Deja de preocuparte por todo, admite que no tienes el control sobre ciertos acontecimientos, y céntrate en lo que importa: disfrutar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.cata-page-title, .page-header-wrap {background-color: #e49497;}.cata-page-title, .cata-page-title .page-header-wrap {min-height: 250px; }.cata-page-title .page-header-wrap .pagetitle-contents .title-subtitle *, .cata-page-title .page-header-wrap .pagetitle-contents .cata-breadcrumbs, .cata-page-title .page-header-wrap .pagetitle-contents .cata-breadcrumbs *, .cata-page-title .cata-autofade-text .fading-texts-container { color:#FFFFFF !important; }.cata-page-title .page-header-wrap { background-image: url(http://onelove.catanisthemes.com/wp-content/themes/onelove/images/default/bg-page-title.jpg); }
error: Contenido Protegido